Cuenta bancaria para menores - Pixpay

Cuentas bancarias para niños y menores de edad: ¿Qué opciones tienen los padres?

Hoy en día, los adolescentes exigen cada vez más independencia y autonomía, pero los padres no siempre tienen las herramientas para poder dársela. Permitir que tus hijos tengan una tarjeta de pago asociada a una cuenta bancaria es un primer paso hacia su vida adulta y su futuro banco.

pattern traits jaune

Ventajas de abrir una cuenta bancaria a un niño

¿Es fácil abrir una cuenta bancaria a un menor?

¡Todo depende de dónde! Los bancos tradicionales suelen pedir varios documentos a los padres para abrir una cuenta bancaria a sus hijos: 

  • Prueba de residencia de menos de 6 meses y certificado de residencia del menor
  • Documento de identidad del menor
  • Partida de nacimiento del menor o el libro de familia
  • Documento de identidad del tutor legal
  • Si procede, una copia de la sentencia por la que se designa al representante legal

No obstante, con los neobancos especializados en menores, es más fácil abrir una cuenta y dar una tarjeta de pago a un adolescente. Toda la información está disponible en sus respectivas páginas webs y a la hora de contratar el servicio, se podrá hacer de manera online, suponiendo una gran ventaja en comparación con los bancos tradicionales. El representante simplemente debe proporcionar la siguiente información:

  • Nombre, apellidos y fecha de nacimiento de uno de los padres
  • Nombre, apellidos y fecha de nacimiento del niño
  • Dirección para la entrega de la tarjeta

En este tipo de entidades, basta con añadir los datos de la tarjeta bancaria de los padres para realizar el pago de la suscripción. Sólo cuando se alcance el límite de gasto de 150 euros en la cuenta del niño, los padres tendrán que enviar los documentos que acrediten su identidad, como por ejemplo el DNI.

Es importante informarse bien y recabar toda la información necesaria a la hora de decidir qué servicio contratar ya que existen diferencias entre los servicios disponibles, como por ejemplo el precio o el tipo de comisiones. Algunos neobancos no tienen gastos de mantenimiento y ofrecen sus tarjetas de prepago o de débito de manera gratuita. Por el contrario, hay otras entidades que sí cobran una suscripción a la hora de abrir una cuenta o incluso cobran comisiones por utilizar la tarjeta o por utilizarla en el extranjero (en una divisa diferente al euro).

¿Quién puede abrir una cuenta bancaria a un niño? 

Solo los padres, tutores o representantes legales del niño podrán abrir una cuenta al menor. El adulto que abra la cuenta bancaria del niño, será el titular de la cuenta, aunque la tarjeta esté a nombre del niño.

¿Cuáles son las ventajas?

Son muchas las ventajas de contratar una cuenta bancaria a un niño. Por un lado, los jóvenes dispondrán de su propia tarjeta prepago o de débito con la que podrán pagar, ahorrar, llevar una gestión de sus gastos a través de la app asociada y muchas cosas más. Por el otro lado, los padres ya no necesitarán llevar dinero en efectivo encima, sino que podrán enviar dinero a sus hijos a través de la aplicación de manera instantánea y segura.

Otra gran ventaja de los neobancos es que sus servicios están disponibles a través de sus respectivas páginas webs, por lo que si decides pedirle una tarjeta a tu hijo, tendrás acceso a su página web y podrás registrarte directamente online sin necesidad de ir de manera presencial. Sucede lo mismo a la hora de ponerte en contacto con la entidad bancaria en caso de problema o duda, suelen tener una plataforma online a través de la cual responden a sus clientes, siendo un sistema más efectivo y rápido.

 

pattern

La paga

Enviar el dinero de manera instantánea o cómo facilitar la vida a los padres

Las cuentas y las tarjetas bancarias para menores no sólo son útiles para los niños, ya que podrán disponer de una tarjeta prepago o de débito a partir de 10 años, sino que también facilitarán el día a día de los padres. Se acabó tener que ir al cajero cada vez que necesites dar dinero a tus hijos, o preocuparte de si pierde o le roban el billete de 10 euros que lleva encima. Si tus hijos necesitan dinero podrás enviárselo de manera instantánea directamente desde tu aplicación para padres vinculada a la tarjeta, y si pierden la tarjeta o se la roban podrás bloquearla en un clic también desde la aplicación.

Es importante recordar que los padres tienen la última palabra sobre todo y son los que deciden la autonomía que quieren dar a sus hijos, por eso pueden decidir los límites que tiene la tarjeta, decidir si quieren o no recibir notificaciones después de cada gasto y muchas cosas más. Además, la gran ventaja de este tipo de tarjetas para niños es que no permiten gastar más de lo que se tiene, por lo que su saldo nunca será negativo.

Aprender a administrar su dinero y gestionar sus gastos

Abrir una cuenta bancaria para menores es una buena manera de enseñar a los jóvenes a gestionar el dinero. 

Dar la paga a un niño y abrir una cuenta bancaria con una tarjeta de pago asociada ofrece la oportunidad de establecer un marco (cantidad de gastos, marcas y productos permitidos, etc.) dentro del cual puede desarrollarse financieramente y empezar a ahorrar. Además, también da al niño o adolescente la oportunidad de expresar sus necesidades y deseos.

Se trata de aprender haciendo, de experimentar para entender y aprender a gestionar un presupuesto. Mucho mejor que el dinero en efectivo, una cuenta bancaria para menores les permitirá conocer su historial de gastos y su saldo, poder analizar después cómo y dónde han gastado su dinero, ahorrar fácilmente… 

pattern traits jaune

Tarjetas bancarias para menores

Podrás darles más autonomía

Tener una cuenta bancaria juvenil antes de alcanzar la mayoría de edad permite a los adolescentes ganar autonomía financiera y comodidad en la gestión de su dinero. ¡No es fácil aprender a gestionarlo todo por tu cuenta cuando te conviertes en estudiante a los 18 años! Se juntan demasiadas cosas: un nuevo modo de vida, una nueva ciudad, nuevos gastos… por esta razón debemos hacer hincapié en la educación financiera de los niños compartiéndoles y enseñándoles buenos hábitos financieros antes de que cumplan los 18.

Les responsabilizarás

Abrir una cuenta bancaria online a un niño o adolescente, le ayudará a ser más responsable. De hecho, regalar una tarjeta bancaria, ya sea Visa o Mastercard, a un adolescente establece un contrato virtuoso de confianza con los padres. Este contrato permitirá al niño :

  • Conocerse a sí mismo: ¿cuáles son sus propias necesidades, deseos y gustos?
  • Tomar conciencia del valor de lo que les rodea, de lo que ya tienen y de lo que quieren adquirir.
  • Fijarse objetivos (por ejemplo, comprar una nueva bicicleta) y sentirse orgulloso de llevarlos a cabo.
  • Sentirse serio con sus ahorros y con la gestión de un presupuesto (semanal o mensual), en definitiva, con sus elecciones.
  • Responsabilizarse con su cuenta a través de su aplicación. Aquí podrá consultar su salgo, ahorrar y muchas cosas más